Periodismo popular y feminista

Disidencias

Orgullo: Los colores de la lucha política por la libertad y la dignidad

Llega octubre y la agenda de actividades tiene a la marcha del Orgullo como fecha obligada de encuentro, de lucha, de color. Este sábado 5 tendrá lugar la 14 ° Marcha del Orgullo Rosario en una jornada que será de feria y movilización y que cerrará con un festival a orillas del Paraná.

“Queremos ser libres, vivir y mostrarnos sin miedo a los prejuicios ni a la violencia”, indican en las redes de la comisión organizadora del Orgullo Rosario como expresión de deseo colectivo y también de organización en torno a los derechos que faltan, a las políticas públicas negadas, a la oportunidad de ser en libertad y con dignidad.

Al respecto, la consigna principal de este año señala: “Basta de Travesticidios. Nos queremos VIHvas” y refiere así a la necesidad de visibilizar la realidad de la violencia cotidiana contra las personas travestis y trans porque “las trans y las travas somos las que una vez más nos plantamos para exigir basta de travesticidio social. Somos las que estamos, las que se quedaron en el camino y las que no pudieron venir. Somos Pamela Tabares y Alejandra Gónzalez. Somos sujetas políticas, somos sujetas de derechos, somos ciudadanas y exigimos un compromiso político y social”.

En tanto que también subrayan: “Nosotres, las personas que vivimos con VIH, queremos invitarles a que se sumen a nuestros reclamos en un momento tan crítico como el que vivimos. Ante los descomunales recortes presupuestarios para la compra de antirretrovirales, alrededor de quince mil personas podríamos quedar sin nuestros medicamentos el año que viene”.

En diálogo con Reveladas, Michelle Vargas Lobo, integrante de Comunidad Trans Rosario y parte de la organización de la marcha explicó: “Desde principios de este año venimos preparando lo que será este día de festejo y de lucha. La coordinadora del Orgullo nuclea a organizaciones de la diversidad, a centros de estudiantes, a partidos políticos que nos fuimos juntando a lo largo de todo el año, primero una vez al mes y luego más seguido, es algo que viene gestándose y discutiéndose muchísimo, porque apostamos a las construcciones colectivas”.

Sobre los ejes políticos de este año, la entrevistada indicó: “Por un lado y por tercer año consecutivo decimos basta de travesticidios, y con ello expresamos la realidad que enfrentamos las personas del colectivo travesti-trans en cuanto a la muerte temprana –el promedio de vida es de 35 años- y en relación queremos visibilizar la falta de políticas públicas o la no implementación de las que ya existen, lo que tiene un impacto negativo en las posibilidades de mejorar nuestra calidad de vida”.

En continuidad con lo anterior Michelle habló de lo que implica “la falta de acceso a la vivienda, a un trabajo digno, a la educación, al sistema de salud, cuestiones cruciales para la vida de una persona, y al quedar excluidas de estos derechos solo podemos refugiarnos en sobrevivir a veces a través del trabajo sexual o también caemos en el narcomenudeo o el robo como únicas salidas, son realidades complejas que queremos visibilizar y que el Estado y la sociedad nos escuchen”. Además remarcó “los recortes que hubo en materia de salud en nuestro país, donde lo que era un ministerio pasó a ser una mera secretaría y entre sus consecuencias está la faltante de antirretrovirales para personas que viven con VIH”.

Las expectativas para esta nueva marcha son altas, ya que el año pasado se logró una convocatoria de más de quince mil personas. “En las primeras marchas éramos quince o veinte personas dando vueltas a una plaza”, recuerda la militante y contextualiza: “Con el tiempo y atado a los cambios históricos y políticos, la participación fue cambiando. Hoy la marcha ha crecido mucho, el volumen de concurrentes llegó a ser el año pasado de entre quince y veinte mil personas y este año creemos que se va a duplicar. Tiene que ver con los cambios culturales, la incorporación de la perspectiva de género y la diversidad y con una mayor participación de la juventud”.

En ese sentido Vargas Lobo opinó: “La nuestra es una marcha política. A diferencia de otras marchas en el país donde solo se baila y festeja, la de Rosario tiene un reclamo político. Acá pensamos en un día de festejo, porque históricamente es así, pero sin dejar el reclamo político, las luchas que levantamos”. Por eso cree también que esta fecha ya está instituida en la agenda de derechos humanos de la ciudad. “Es una fecha muy esperada por la sociedad, está instalada en agenda. Si bien en el mundo se festeja en junio conmemorando a la revuelta de Stonewall (Estados Unidos), en Rosario se decidió hace mucho pasarla a esta época del año ya que en junio el frío es un factor poco favorable para la salud de quienes concurríamos en aquel momento como el colectivo travesti-trans”.

Este sábado las actividades comenzarán a las 14:30hs con la #FeriaOrgullosa en Plaza Libertad (Mitre y Pasco) de la que participarán emprendedorxs y organizaciones vinculadas a la diversidad, habrá radio abierta e intervenciones artísticas. Luego para las 17hs está prevista la marcha que partirá desde la plaza, seguirá por avenida Pellegrini hasta calle Buenos Aires y luego hasta Córdoba, para finalizar en el Parque Nacional a la Bandera. El cierre será con lectura del documento unificado y un festival en el que se destacan las actuaciones de la cantante trans de cumbia Ayelén Beker y las bandas “Las Rotten”, y “Pedro Pontes y les militantes del Ritmo”. La jornada no se suspende por lluvia.

https://www.facebook.com/events/402776580255993/
Licenciada en Periodismo en Universidad Nacional de Rosario.