La marea violeta se prepara para un nuevo #8M

La marea violeta se prepara para un nuevo #8M

El 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer en honor a la lucha que en el siglo XX protagonizaron grupos de trabajadoras por mejoras en sus condiciones laborales. En ese sentido, aparecen como mojón histórico las trabajadoras que murieron incineradas en la fábrica Cotton de Nueva York en el año 1908, luego de que se declararan en huelga en reclamo por la reducción de la jornada laboral y por igualdad salarial con los hombres en las mismas tareas.

Esta fecha que año a año convoca a miles de mujeres en el mundo en pos de manifestar las desigualdades en el ámbito laboral y denunciar la violencia machista que se reproduce en toda la sociedad con su cara más cruel, los femicidios, en nuestro país fue cobrando especial relevancia a partir del 2015 con el primer Ni Una Menos. Desde entonces el movimiento feminista se fortaleció y masificó hasta volverse marea en la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito, así como supo organizarse y salir a las calles cada vez que la violencia machista se llevó a una piba más, y llevar a cabo el primer paro al gobierno neoliberal de Macri y la alianza Cambiemos.

Esta historia de lucha colectiva que se viene gestando a nivel nacional e internacional encuentra a mujeres, lesbianas, travestis, trans, no binaries, afros e indígenas ante una fecha clave de la agenda feminista como lo es el 8 de marzo. En todo el país y en Rosario puntualmente, se vienen realizando desde el 3 de febrero pasado, asambleas que reúnen en el Centro Cultural Fontanarrosa a organizaciones feministas, sociales, sindicales y personas independientes que se encuentran para debatir y definir cómo será la jornada que unirá en un paro y movilización a los feminismos de la ciudad el lunes 9 de marzo, fecha elegida para lograr una mayor visibilidad del día de lucha.

Asamblea feminista en el Centro Cultural Fontanarrosa – 03/02/2020 –

Sobre el paro de actividades, en una de las intervenciones asamblearias, Susana Chiarotti integrante del Comité de América Latina y El Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem) expresó: “El paro es para todas las mujeres, si nos sentamos y no cocinamos, no lavamos, no hacemos nada, vamos a ver como el mundo se para”, en referencia a la necesidad de pensar estrategias para que el paro pueda ser efectivo no solo en los lugares formales de trabajo sino también considerando todas las tareas domésticas y de cuidado que las mujeres realizan y que son parte del trabajo invisivilizado y no remunerado.

En cuando a la movilización que se realizará en la tarde del lunes 9 se hizo hincapié en un recorrido corto y accesible y se solicitó que el boleto sea gratuito en una franja horaria acorde al inicio y finalización de la marcha. Al respecto, este año la ola feminista copará las calles bajo el lema “8M: Paro Internacional y Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Bisexuales, Travestis, Trans, Indígenas, Afros y No Binaries”  y la concentración está prevista para las 17hs en plaza Montenegro desde donde se marchará hacia el Monumento Nacional a la Bandera, allí se leerá una proclama consensuada, habrá feria feminista y música en vivo.

En diálogo con Reveladas, Mabel Gabarra, integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito de la ciudad y activa participante de las asambleas de los 8M, señaló: “La consigna que no puede faltar en la marcha es la de aborto legal, seguro y gratuito. Tenemos la esperanza de que este año sea ley”, al tiempo que indicó: “Decimos basta de femicidios, basta de que las mujeres sigan siendo las principales víctimas de la violencia, que se ha acrecentado notablemente. Nos queremos vivas,  libres y desendeudadas”. Sobre esto último puntualizó: “Consideramos que la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por el pago de la deuda externa no tiene que ser a costa del sacrificio del pueblo argentino”  y por último agregó: “Queremos revindicar el trabajo sexual y también rechazar la violencia que sufren las trabajadoras sexuales, que se cobró una nueva víctima hace poco”.

Por su parte Lorena Almirón, secretaria general de ATE Rosario consideró: “Nuestras demandas laborales tienen que ver con terminar con la precarización laboral que perjudica principalmente a las mujeres, luchar por salarios que cubran la canasta básica familiar, disminuir la brecha salarial entre varones y mujeres, pedir que se implementen lugares de cuidado y lactarios en los espacios de trabajo”. Además hizo alusión a que se reincorporen a todas las trabajadoras despedidas, a pelear por el cupo laboral trans y el de personas con capacidades diferentes. Para finalizar remarcó que es necesaria la implementación de la ley de Educación Sexual Integral (ESI) y la Ley Micaela de capacitación obligatoria en género para lxs agentes de todos los niveles del Estado.

A su turno, Michelle Vargas Lobo integrante de Comunidad Trans Rosario, denunció: “Basta de travesticidios. Nosotras seguimos muriendo cada vez más jóvenes, nuestro promedio de vida es cada vez menor”, en cuanto a un promedio de vida que no supera los 35 años. También remarcó la importancia de que se haga efectivo el cupo laboral trans y una mayor inclusión de las travestis y trans en el sistema de vivienda y de salud. Concluyó con la afirmación “sabemos que la construcción es colectiva y es con todas, todos y todes”.

Cronograma de las actividades definidas de cara al próximo 8M:

Foto portada @florCarreraph

Paula Pasinato

Técnica Superior en Periodismo.