Nathy Peluso y el empoderamiento hecho canción

Nathy Peluso y el empoderamiento hecho canción

Este martes por la noche, Rosario recibió a la cantante y compositora que, aunque radicada en España desde hace muchos años, sigue levantando en alto la bandera argentina. Nathy Peluso pisó (fuertísimo) el escenario del Metropolitano con su “Calambre Tour”, cuyo nombre corresponde a su disco debut lanzado hace poco menos de dos años, en octubre de 2020.

El solo disco bastó para ubicarla en los principales ránkings a nivel mundial, logrando recibir nominaciones y premios en las galas más prestigiosas de la escena musical y comenzar a concretar a su vez colaboraciones de lujo con artistas de diversos géneros y lugares del planeta.

Sin embargo, lo que más encanta e identifica es lo que “la curvilínea y elocuente” representa de forma íntegra. Sus letras y melodías dan rienda suelta a diversos mensajes que bregan por los derechos de las mujeres, la posibilidad de mostrarse deseosa, sin miedo, rompiendo así con diversos esquemas, estereotipos y mandatos socioculturales.

De hecho, la puerta de ingreso al Metropolitano irradiaba libertad, glitter, colores, características propias del público de una joven de 27 años que no sólo vino a mostrar su impecable voz y su facilidad para pasear por la salsa, R&B, hip hop, jazz, soul, rock, pop; sino que sigue pronunciando firme cada uno de sus mensajes en pos de que nuevas puertas continúen abriéndose, para todxs.

Ph Florencia Carrera

“Si algo tenemos en común esta noche, es el amor”

Luego de una impecable presentación de lxs locales Mamita Peyote, el escenario se encendió 15 minutos pasadas las 21 junto a un público que no paraba de arengar. La explosiva intro continuó con “Celebré, canción que contiene una de sus frases más icónicas: “Mami, date lo que te merecé’”. El repertorio siguió con “Sana Sana” y “Buenos Aires”, aquella pieza compuesta en plena pandemia mientras realizaba el aislamiento decretado en el país.

Más tarde, la noche continuó con una sensual performance utilizando rosas que pasaba, desafiante, por cada zona de su cuerpo y luego lanzaba al público; para luego dar paso a su reconocida salsa, “Puro Veneno”. “Sugga” y “Llámame” continuaron la lista para seguir danzando en clave urbana. Luego, un baile impecable en medio de una pasarela a contraluz siguió destacando su destreza para el movimiento, acompañando a “Ateo”, aquella polémica y mítica bachata que canta junto al madrileño C Tangana y cuyo videoclip fue rodado realmente en una Catedral que luego mostró su repudio.

“Mafiosa” fue la encargada de marcar el inicio de la segunda mitad del show, una canción con la que lxs presentes aunaron sus gritos y aplausos desafiantes ante icónicas frases como “Dicen que hay que tener agallas pa’ comerme, que hay que tener cuerpo para aguantarme”, “¿Qué mierda le pasa a los hombres cuando se trata de una mujer”?, o “¿acaso le tienen miedo a la’ mujere’ poderosa’?” .

“Arrorró”, “Nasty girl” (la Bizarrap Music Session #36, que continúa siendo la más escuchada del reconocido productor y que comienza nada más y nada menos que con “Que buena vista tenés cuando me ponés a cuatro patas”), “Agarrate” y “Delito” fueron las elegidas para continuar, donde la artista se sumergía en nuevas coreografías y performances prescindiendo de cualquier otra persona o elemento que no sea ella misma.  

Finalmente, los últimos cuatro lugares de la lista fueron para “B Woman”, “Emergencia”, “Corashe” y la reversión del clásico de fines de los ’70 de Camilo Sesto, “Vivir así”, que el público se animó a tararear antes de su comienzo, casi adelantándose a la jugada de la artista que, tras el afecto recibido, pronunció: “Voy a volver siempre a mi país”.

Ph Florencia Carrera

Así, la cantante dio fin a una nueva presentación en donde el cuerpo, el deseo y el amor propio se conjugaron para crear cada una de las canciones y sus formas de comunicarlas. Sin vergüenzas, tapujos ni censuras, el amor logró expresarse en todos sus sentidos comenzando por la propia artista, e invitando a que todxs nos sumerjamos en ese mismo universo que vela por destacar lo subjetivo. Eso sí, con un motor en conjunto que todo lo posibilita: “Porque si algo tenemos en común (esta noche), es el amor”.

Foto Portada Ph Florencia Carrera


Vicky Rotemberg

Vicky Rotemberg

Lic. en Psicología (MP7171) y Periodista.