¿Qué implica el Presupuesto con Perspectiva de Género en Santa Fe?

¿Qué implica el Presupuesto con Perspectiva de Género en Santa Fe?

Desde el 2021, la provincia de Santa Fe cuenta con un presupuesto anual con perspectiva de género. Para conocer de qué se trata y para qué sirve, charlamos con quienes forman parte de su armado e implementación.

Lo primero a mencionar es que el presupuesto es la herramienta de gestión que permite conocer con qué ingresos contará el gobierno y definir cómo se destinarán dichos recursos. En tal sentido, la incorporación de la Perspectiva de Género (PPG) permite pensar y diseñar (o rediseñar) los distintos programas del presupuesto para trabajar, sobre todo, en la reducción de las brechas estructurales a nivel laboral y de ingresos entre hombres, mujeres y disidencias y, en esa línea, bregar por una mayor autonomía de las personas.

¿Qué es un PPG?

María Eva Bellini, subsecretaria de Planificación, Evaluación y Cooperación Estratégica dentro del Ministerio de Igualdad, Género y Diversidad provincial, dialogó con Reveladas y señaló: “Si bien es el Ministerio de Economía el órgano rector con autoridad de aplicación del Presupuesto provincial, en este caso particular en donde se transversaliza la perspectiva de género, desde nuestro Ministerio también formamos parte del equipo, que es coordinado por Mariángeles Gutiérrez Bode, directora de Evaluación de Programas de la Secretaría de Hacienda, y que busca trabajar en la interconexión entre los distintos ministerios y áreas específicas con Economía”.

En principio, aseguró Bellini, “la inclusión de la perspectiva de género da mayores herramientas de análisis, entendimiento y monitoreo de las políticas públicas”. De este modo, permite trabajar para impactar en la disminución de brechas de desigualdad entre mujeres, varones y disidencias, fortalecer las autonomías económicas, y, a su vez, con esos datos, tomar decisiones políticas que tengan un impacto sobre estas situaciones. Además aclaró que “no se trata de un presupuesto aparte, sino que, dentro del mismo presupuesto provincial, se hace un trabajo metodológico de identificación de los programas que ya existen en el Estado”.

El PPG comenzó a implementarse en Santa Fe el mismo año en que la pandemia por Covid-19 vivió su período más crudo. “Esa primera etapa, que inició en agosto del 2020, sirvió para invitar a los ministerios a sumar programas. Cada ministerio creó nuevos programas específicos, identificándose un total de 13”, indicó la entrevistada.  Y añadió: “En esta segunda etapa, que comenzó en 2021 y se pensó para 2022, lo que se hace es trabajar sobre los programas existentes e incorporar la perspectiva de género”.

Esta nueva fase se está realizando a partir del financiamiento obtenido por la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), contando además con la asesoría del Centro de Economía Política Argentina (CEPA). La coordinadora del proyecto del CEPA, Agostina Beveraggi, explicó al ser consultada: “La transversalización de la perspectiva de género permite poner en valor el efecto diferenciado que tienen hombres y mujeres, planificar acciones e incorporar a las mujeres dentro de los procesos de planificación. Y después, poder implementar, ejecutar y evaluar las políticas”. Y agregó: “La perspectiva de género aparece entonces desde el momento en que se hace la formulación presupuestaria, es decir, desde el momento cero, cuando se planifica y se reescriben los programas año a año asignando su crédito presupuestario correspondiente”.

Taller de sensibilización PPG- Foto Gentileza CEPA

Más tarde y al momento de evaluar el presupuesto, se conoce cómo se ejecutó cada recurso, analizando si la asignación respondió o no a programas con sensibilidad de género y “si las metas físicas de ejecución, no solo en forma financiera sino el producto real que recibió la sociedad, también tuvo una incidencia diferenciada en género”, especificó la integrante del Observatorio de Géneros del CEPA.

En resumen, la implementación del PPG requiere de tres grandes estrategias: Analizar el presupuesto incluyendo la perspectiva de género; rediseñar políticas basadas en el análisis de género y, finalmente, involucrar a actores gubernamentales para su aplicación.

Las estructuras programáticas

“Cada jurisdicción, cada ministerio, cuenta con una estructura programática que, en su interior, posee programas y políticas públicas, que a su vez pueden estar dentro de más programas presupuestarios. El presupuesto por programas es una técnica presupuestaria que, justamente, especifica por programas, contemplando la relación insumo-producto. El programa debe poder materializar esa relación, entendiendo así qué insumos se van a usar para desarrollar ese producto, y cómo va a llegar después ese producto a la sociedad”, explicó Beveraggi.

En tal sentido, la experta indicó que mayormente y en forma anual, se diseñan nuevas políticas públicas que deben agregarse al proceso de formulación presupuestaria, dando cuenta de la asignación del gasto a esa nueva política con sus respectivos objetivos. A su vez, al no cambiar trascendentalmente año tras año, sino que se agregan nuevas actividades, se evalúa de qué forma se positivizarán dentro de cada programa presupuestario.

Algunas de las categorías programáticas actualmente vigentes son: Implementación de la Ley Micaela; Políticas Integrales de Cuidado; Bioconstrucción y goce de derechos y disidencias; Género en Ciencia y Tecnología e Innovación; Más Género y Más Ambiente; Educación Sexual Integral; Salud Perinatal, Niñez y Adolescencia; Salud Sexual y Reproductiva. Se estima que para el próximo PPG se identifiquen más de 30 programas.

Una herramienta más en pos de reducir brechas

Con los primeros datos recabados, Bellini comentó: “Una de las principales desigualdades que nos dejó la pandemia es la urgencia o escasez en la infraestructura del cuidado, ya que se dio una sobrecarga en los dos años estrictos de pandemia”.

En medio del actual período de recuperación económica, la inclusión de la perspectiva de género es clave: “Son las mujeres las que, producto de la sobrecarga de horas de cuidado, tampoco pueden incorporarse al mercado laboral y tener esa posibilidad. Esto termina impactando en una reducción de ingresos que perciben en comparación a los hombres”.

Asimismo la funcionaria dijo que “otra situación es que la mayoría de los trabajos mejores pagos están vinculados con las ramas más masculinizadas. Por eso, el objetivo del trabajo del Presupuesto con Perspectiva de Género es, también, que muchos de los programas que ya tiene la provincia y que fortalecen al sector productivo, tengan mirada de género, para un mejor impacto en la incorporación de las mujeres al mercado laboral”.

En esta segunda etapa, las y los expertos trabajan en talleres de sensibilización para cada ministerio: “Y, antes de que comience el nuevo ciclo presupuestario para el 2023, buscamos sensibilizar con la importancia de la identificación de la perspectiva de género hacia adentro de las acciones públicas que se llevan adelante. Nuestro objetivo es, en 2023, duplicar los programas”.

Taller de sensibilización PPG- Foto Gentileza CEPA

Ya se materializaron dos encuentros que contaron con el dictado de talleres de sensibilización y capacitación metodológica en diversos ministerios de la provincia, tales como el de Igualdad, Género y Diversidad; Producción, Ciencia y Tecnología; Trabajo, Empleo y Seguridad Social; e Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat.

Finalmente, Bellini mencionó: “Si vemos que en un programa quienes más acceden son los varones, tenemos que replantearnos qué pasa, por qué no asisten las mujeres y disidencias, si hay que pensar en espacios de cuidado para los hijos para que puedan acceder. Hay que repensar las políticas públicas, rediseñarlas, contemplando las desigualdades preexistentes”.

Los PPG son una herramienta que busca, de forma planificada y concreta, el cierre de brechas de desigualdad y la promoción de la autonomía de mujeres y diversidades, concientizando y comprometiendo a gobiernos para trasladar la equidad a sus presupuestos.

Foto portada Gentileza CEPA.

Vicky Rotemberg

Vicky Rotemberg

Lic. en Psicología (MP7171) y Periodista.