Infancias y juventudes, ESI y cuarentena

Infancias y juventudes, ESI y cuarentena

Por Dolores Covacevich, Sandra Bieri y Giuliana Marinucci *

Debido al momento de pandemia mundial que estamos atravesando, nuestras vidas han sufrido una reorganización en diversos órdenes -familiar, laboral, social, entre otros- y se ha producido un desplazamiento de los intereses que cotidianamente solían motivarnos.
Particularmente, en cuanto a lo laboral, les docentes continuamos educando y garantizando contenidos y clases de modo virtual. En este marco, todo lo previsto para la presencialidad ha sido adaptado a los nuevos escenarios virtuales, con los recursos a veces necesarios a veces escasos, pero con la idea firme de que el acceso a la educación debe ser garantizado y que allí debe encontrarse el Estado más presente que nunca.

Tal como debe ser garantizado el derecho a la educación, también debe serlo el derecho de niñes y jóvenes a recibir Educación Sexual Integral, como lo estipula la Ley 26.150 del año 2006: es el derecho de todo el estudiantado a recibir información veraz, científica y confiable sobre sexualidad y educación sexual. La ESI es obligatoria para todos los niveles y modalidades educativas, es contenido curricular. Desde la Asamblea Permanente por la ESI Rosario, creemos que en este contexto de aislamiento obligatorio tiene que estar más presente que nunca y, por tal motivo, sostenemos la consigna “la ESI no está en cuarentena”.

Por otro lado, la Resolución 340/18 del Consejo Federal de Educación estipula núcleos de aprendizajes prioritarios por nivel. En el Nivel Inicial y Primario propone trabajar sobre el conocimiento del propio cuerpo, problematizar los estereotipos de género, las diferentes formas de masculinidad y femineidad en el marco de la equidad de género, promover vínculos saludables, decir que no frente a situaciones inadecuadas con otras personas, conocer nuestros derechos, la diversidad de familias, el concepto de intimidad y cuidado de la intimidad propia y de otres, entre otros.

Consideramos, además, que resulta urgente comenzar a trabajar más profundamente dentro de las aulas temas como infancias trans e identidades no binarias. Es importante que les niñes tengan garantizado un espacio educativo, aunque virtual, en el que prime la perspectiva de género, de diversidad y de derechos humanos, ya que la educación sexual integral desde los primeros años es la herramienta y el recurso que tenemos para generar respeto, afecto, sororidad, ternura y empatía. Trabajar a partir de la ESI es la posibilidad de seguir ampliando derechos y construir así sociedades más igualitarias para todes.

Además cabe recordar que la ESI es una herramienta fundamental para ayudar a detectar las situaciones de abuso y violencia que a menudo sufren les niñes y adolescentes, situaciones que en cuarentena se han agravado y que han vuelto más vulnerables aún a las infancias y adolescencias (varios estudios revelaron que entre el 70 y el 80 por ciento de les niñes y adolescentes pudieron reconocer un abuso intrafamiliar luego de recibir ESI en las escuelas).

En este contexto en donde los vínculos se han replegado meramente al ámbito doméstico y en donde la relación con les docentes se encuentra muy mediada por les adultes del hogar, es realmente alarmante la vulnerabilidad de muches niñes y jóvenes. Por tal motivo, es urgente poner el foco en las infancias, romper con la mirada adultocéntrica y escuchar cuáles son los deseos y las necesidades reales de elles, garantizando así infancias y juventudes libres, seguras, respetadas, no binarias, no heterocisnormadas, igualitarias y amorosas.

#ESIparaInfanciasLibres #ESIparaDecidir #ESIparaDisfrutar #ESIparaConocer

*Las autoras son integrantes de la Asamblea Permanente por la ESI Rosario.

Foto portada: Ph Asamblea Permanente por la ESI Rosario.


Reveladas

Reveladas