Alertan sobre faltante de anticonceptivos en la salud pública

Alertan sobre faltante de anticonceptivos en la salud pública

La Secretaría de Género del Sindicato de Profesionales de la Salud (SiPrUS) de Rosario denuncia que desde hace varios meses se registra faltante de anticonceptivos inyectables (Mesigyna) y orales en los Centros de Atención Primaria que dependen del Ministerio de Salud Provincial. Desde el gremio advierten que la situación “interrumpe una adecuada anticoncepción generando angustias e incertidumbre en las mujeres, exponiéndolas al riesgo de embarazos no deseados, vulnerando derechos sexuales y reproductivos garantizados por la ley 25673”.

En comunicación con Reveladas, la secretaria general de SiPrUS regional Rosario, Elsa Sampallo, expresó que la problemática se presentó a lo largo de los meses de la pandemia por Covid-19, en tanto los centros de salud vieron resentida “la provisión de insumos y medicamentos, entre ellos los anticonceptivos inyectables. A eso se sumó luego el faltante de anticonceptivos orales, y desde hace un tiempo se ha reducido también la entrega de preservativos, lo que se traduce en una situación muy compleja para las mujeres en los territorios”.

Sampallo cuenta que, frente a la disminución de entregas, los distintos nosocomios se fueron organizando para atenuar el faltante de inyecciones. Esto implicaba “distribuirlas entre los centros o ir acordando con las mismas pacientes que la que tuviera la posibilidad de comprarlas lo hiciera y luego se hacían las aplicaciones en los centros de salud”. No obstante, la entrevistada señala que, pese a los esfuerzos, dichas alternativas no eran sostenibles en el tiempo: “La situación se fue agravando con los meses hasta que directamente no hubo ninguna disponibilidad”.

“Como no obtuvimos respuestas o explicaciones sobre cuándo iba a regularizarse la provisión se resolvió con las compañeras de la Secretaría hacer un pedido específico para que se garantice el derecho sexual y reproductivo de todas las mujeres, denunciarlo públicamente”, detalla la referenta sindical. En este contexto, informó que el gremio se encuentra “juntando firmas en los centros de salud y también con distintas organizaciones de mujeres, sindicales, feministas, de partidos políticos para que apoyen nuestro reclamo de provisión en cantidad, calidad y continuidad de todos los métodos anticonceptivos para que en los territorios tengan posibilidad de elegir y se les garantice ese derecho”.

La profesional repara en la gravedad de impedir a la población el acceso a estos recursos: “Estamos más que preocupadxs, porque no solo no se están garantizando los derechos a la posibilidad de una planificación familiar, sino que tampoco se está garantizando el cuidado en relación a las enfermedades de transmisión sexual por la falta de preservativos. Se ha trabajado muchos años para poder prevenir, para que cada vez más mujeres, jóvenes, y niñxs que acceden a muy temprana edad a una vida sexual puedan tener los resguardos necesarios, y la verdad que con esto hemos retrocedido años”.

En esta misma línea, Sampallo añade: “Sabemos la angustia que genera en cualquier mujer no poder tener estabilidad en relación al método anticonceptivo elegido, y la preocupación de tener que cambiarlos, cuando esos cambios no los elige una, sino que los define el Estado, sin consultar, como si fuera una decisión fácil para las mujeres un cambio de método”.

Asimismo, la psicóloga asegura que “han aumentado las situaciones de embarazos no planificados, y esto tiene responsables. Entendemos que en el marco de la pandemia debería asegurarse con particular esfuerzo que no se pierdan posibilidades de acceso a la salud en relación a otras problemáticas. Ha habido un desentendimiento tremendo que solo lxs trabajadorxs de la salud y la población hemos intentado subsanar. El Estado se ha ido corriendo y lo que estamos reclamando es que se vuelva a poner el presupuesto que se necesita para garantizar estos derechos”.

Para finalizar, Sampallo remarca: “Es necesario que estemos atentxs, movilizadxs para defender la salud pública. Insistimos en que en el marco de la pandemia hay un déficit en salud que no se justifica y que no tiene ninguna explicación más que el recorte presupuestario. Por eso seguimos insistiendo en que se tienen que tomar medidas acordes a las necesidades de una población que se ha empobrecido. El impacto en el sistema sanitario es enorme, y eso amerita que los gobiernos hagan una lectura con una visión humanizada de garantías de derechos y tomen todas las medidas necesarias para volcar los recursos económicos que permitan sostener la salud pública”.

Quienes quieran sumar su adhesión al reclamo pueden hacerlo completando el siguiente formulario.

Invitame un café en cafecito.app


Fernanda Quiroga

Fernanda Quiroga

Técnica Superior en Periodismo.