A un año de la ley de aborto voluntario

A un año de la ley de aborto voluntario

Hace un año en Argentina tenemos derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

El miércoles 30 de diciembre del 2020 el Senado aprobó a las 4.12 de la madrugada, el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, con 38 votos a favor, 29 negativos y una abstención. La lucha feminista organizada conquistó así la ley 27.610.

La discusión en la agenda política del tema dejó al descubierto que no se trata de aborto sí o aborto no, sino de aborto legal o aborto clandestino, ya que los cuerpos gestantes que -por diversos motivos- deciden interrumpir un embarazo lo hacen a pesar del marco prohibitivo, lo que lleva, sobre todo a quienes tienen escasos recursos, a someterse a procedimientos inseguros.

A un año de aquella sesión histórica, desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, reivindican en esta fecha “haber sacado el aborto de la clandestinidad: lo instalamos en la agenda pública como un problema de derechos humanos, justicia social y de salud pública” y señalan “la ley 27.610 es un paso histórico que amplía el marco de acceso a los derechos que estaban vigentes hasta entonces en nuestro país. Es una ley que cambia el día a día de las mujeres, lesbianas, varones trans, personas no binaries y niñas que se encuentran ante la situación de un embarazo no deseado”.

Además continúan movilizadas y en campaña exigiendo “la efectiva implementación de la ley, ya que el acceso al derecho al aborto es desigual en el territorio nacional” así como “la aplicación efectiva de la ley de educación sexual integral, la libertad para las más de 1500 presas por abortos o eventos obstétricos, el sobreseimiento de la médica Miranda Ruiz, criminalizada en Salta por garantizar un aborto legal y la difusión de la normativa por parte del Estado en los hospitales y centros de salud, y capacitación en perspectiva de género a los equipos de atención”.

Compartimos el comunicado completo de la Campaña Nacional:

30D: UN AÑO DE CONQUISTA
UN AÑO DE LEY DE ABORTO VOLUNTARIO

Hace un año en Argentina tenemos derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, a un año de la sanción de la Ley 27.610, reivindicamos haber sacado el aborto de la clandestinidad: lo instalamos en la agenda pública como un problema de derechos humanos, justicia social y de salud pública. Por nuestra militancia en favor de los derechos humanos hicimos que el Estado Argentino salde de una vez por todas la deuda que esta democracia tenía con las personas con posibilidad de gestar y con la decisión de abortar. La 27.610 es nuestra lucha convertida en ley.

Durante años estuvimos en las calles, en las escuelas y en los hospitales, acompañando a personas a abortar de forma segura, realizando tareas de incidencia política, redactando colectivamente proyecto tras proyecto de ley, organizándonos de forma horizontal y plural en todo el país. Constituimos una experiencia política sin precedentes. Nuestra marea verde, el feminismo organizado, nuestra acción colectiva y popular logró la despenalización social del aborto y llevar la discusión al Congreso de la Nación.

La ley 27.610 es un paso histórico que amplía el marco de acceso a los derechos que estaban vigentes hasta entonces en nuestro país. Es una ley que cambia el día a día de las mujeres, lesbianas, varones trans, personas no binaries y niñas que se encuentran ante la situación de un embarazo no deseado. Es una ley que permite elegir y no pagar esa elección con la salud, con la vida o con la libertad. Es una ley contra el disciplinamiento y la violencia sobre nuestros cuerpos.

Esta es una conquista y un mensaje de esperanza para los feminismos que en todo el mundo luchan por un mundo justo. El aborto legal es vida, es autonomía y es salud integral.

Hoy Argentina cuenta con una ley que permite interrumpir voluntariamente una gestación hasta la semana 14 inclusive y luego de la semana 15 hacerlo en situaciones de perjuicio para la salud o la vida de la mujer o persona gestante o en caso de que el embarazo sea producto de violencia sexual.

A un año de la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo se abre una nueva etapa de lucha. Nuestra Campaña es federal, vive en cada rincón del país con los pañuelos verdes en alto.

Por eso, en toda Argentina exigimos la efectiva implementación de la ley. Según relevamientos realizados por las más de 40 regionales que integran esta Campaña, el acceso al derecho al aborto es desigual en todo el territorio nacional. En muchas ocasiones se realizan derivaciones que demoran el acceso a la práctica, contradiciendo el plazo de 10 días que establece la ley. Resaltamos la falta del acceso a la mifepristona, un medicamento que garantizaría mejor atención a quienes deciden interrumpir un embarazo. ¡Abortar sin dolor también es político!

Exigimos la efectiva implementación de la educación sexual integral en todo el territorio y que las niñas no sean obligadas a gestar y a parir. ¡Separación ya de la iglesia y el Estado!

  • Exigimos la libertad de las más de 1500 presas por abortos o eventos obstétricos.
  • Exigimos el sobreseimiento de la médica Miranda Ruiz, criminalizada en Salta por garantizar un aborto legal. También el cese de la persecución judicial a las compañeras de Salta que luchan por los derechos de las mujeres y disidencias sexuales. Basta de judicializar a quienes garantizan derechos. ¡Garantizar derechos no es delito, es obligación del Estado!
  • Exigimos al Estado una campaña nacional de difusión de la ley en los hospitales y centros de salud, para que todas las personas que requieran interrumpir un embarazo puedan acceder a la información necesaria para decidir.
  • Reclamamos también capacitación y sensibilización en perspectiva de género a los equipos de salud en su totalidad: personal médico, de enfermería, de salud mental, de servicios sociales y de admisión.

Seguimos atentas y movilizadas. Si nuestra lucha conquistó una ley, allí donde haya una injusticia en relación a nuestros derechos sexuales, reproductivos y no reproductivos, seguiremos en alerta.

#EsLey #EsTuDerecho


Reveladas

Reveladas